Qué es la venta directa

¿Qué es la venta directa?

Cada año, miles de hombres y mujeres en todo el mundo se inscriben para trabajar con alguna empresa de venta directa, esperando obtener dinero suficiente para comprar algún nuevo capricho. Venden unos pocos productos a algunos familiares y amigos cercanos. Y luego terminan. Abandonan antes de darse a sí mismos la oportunidad de aprender los principios básicos del éxito en las ventas. “Simplemente no he nacido para vender”, es lo que más dicen a menudo.

Nadie nació para ser vendedor, como tampoco nadie nació para ser médico o abogado. La venta es una profesión. Para tener éxito en cualquier profesión, se deben aprender, no solamente las técnicas básicas, sino también cómo aplicar esas técnicas. El éxito en las ventas hace uso de todas las habilidades con las cuales una persona nace, más todas aquellas adquiridas a través de la educación y la experiencia.

Si estás buscando una oportunidad laboral, o un “ingreso extra” para ayudar con el presupuesto familiar, la venta directa te ofrece las posibilidades de cumplir tus sueños. De todas maneras, debes darte el tiempo para aprender las técnicas de la venta. Hazte esta pregunta. “¿Cuánto tiempo tiene que estudiar alguien para ser doctor? ¿O abogado?

 

¿Qué es la venta directa?

La venta directa es la comercialización de un producto directamente al consumidor, sin ningún intermediario involucrado.Le brindan al público buenos productos que están cotizados modestamente para asegurar un consumo masivo.

La mayoría de las compañías de venta directa brindan a sus representantes un kit para el principiante y los productos esenciales por debajo del precio de costo. En muchos casos, hay que hacer una inversión para comenzar.

En Hoppi no hay que realizar ninguna inversión y siempre sera GRATIS para los vendedores.

Conoce la historia de Maria una Maestra de nivel primaria.

Cuando empecé los salarios de los maestros se encontraban a un nivel cercano al de las enfermeras, el más bajo de los salarios profesionales. Ingresé en el mundo de la venta directa para tener un ingreso mayor. Elegí la línea de los cosméticos y los comercialicé entre pequeños grupos de mujeres en sus hogares. Brindaba un servicio para las mujeres que querían aprender técnicas profesionales de maquillaje y el arte de la coordinación profesional del color.

Mi experiencia como maestra fue beneficiosa. Mis clientas estaban interesadas y deseosas de aprender. Trabajaba todos los días, como lo haría en cualquier otro trabajo, y me dedicaba varias horas. Leía libros acerca de cómo vender a las mujeres. Devoraba libros inspiradores y motivacionales. Mi ingreso creció constantemente. Pronto estaba ganando más dinero de lo que alguna vez había ganado enseñando en la escuela. Estaba emocionada por mi nueva «libertad para ganar” y comencé a compartir esta oportunidad con otras personas, reclutando y entrenando a organizaciones de ventas.

Hay un viejo refrán que dice «Dale pescado a un hombre y tendrá comida sólo un día, enséñale a pescar y tendrá comida para toda su vida». Le enseñé a mis aprendices a pescar.

Muchos de ellos fueron capaces de mejorar sus vidas. Llevaron a su familia de vacaciones. Compraron un piano o un órgano para que sus hijos tomen clases. Ahorraron dinero para la educación universitaria. Re decoraron sus hogares, compraron los muebles que necesitaban. Una vendedora muy exitosa se hizo una casa nueva.

 

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked*